4 errores de los españoles al planificar nuestra jubilación

Cuando pensamos en el futuro la jubilación aparecerá siempre inevitablemente en el horizonte (o debería). Para la inmensa mayoría, ésta llegará a partir de los 65 años (67 años con la nueva Reforma de 2013), o un poco antes si son capaces de acceder a la jubilación anticipada en cualquiera de sus vertientes.

También para la mayoría, esa jubilación es el premio a toda una vida de trabajo, un momento de disfrute en el que vivir sin problemas ni ataduras. El problema es que son pocos los que realmente son capaces de planificarse para que así sea.

El español medio cometemos cuatro errores concretos al planificar nuestra jubilación. Son los siguientes:

1. Fiarlo todo al Estado.

Este el fallo más habitual cuando se trata de la jubilación. Pensar que la pensión pública será suficiente, que no es necesario ir más allá a la hora de planificar el retiro.

Atendiendo a los datos actuales, la pensión pública española no está nada mal. De media cubre un 78% del último salario que percibirás, muy por encima de lo que ofrecen otros países de nuestro entorno. Y ese es precisamente uno de los problemas, que las cosas que sistemáticamente están por encima de la media no suelen durar.

En el caso de la pensión pública, hay suficientes informes acerca de la sostenibilidad del sistema público como para poner por lo menos en duda su futuro. En otras palabras, si eres conservador, como la mayoría de españoles, buscar una forma de complementar esa pensión pública te ayudará a asegurar tu futuro por si las pensiones públicas cambian (recuerda que eso NO depende de ti), o a tener una mejor jubilación si no lo hacen. 

2. Pensar que sólo existen los planes de pensiones.

Craso error!! Los planes de pensiones son el producto por excelencia para planificar la jubilación. Entra en una oficina bancaria preguntando por tu retiro y es fácil que salgas con uno debajo del brazo. (Porque te lo VENDEN en vez de ACONSEJARTE).

Sin embargo, la realidad es que no son el único instrumento de inversión a largo plazo y ni siquiera tienen por qué ser el mejor. La gran ventaja de los planes frente a otras alternativas es su fiscalidad, ya que permiten desgravar en la renta por las aportaciones que realices.

Sin embargo, por la forma en la que están diseñadas estas deducciones fiscales, benefician principalmente a las rentas más altas.

En cualquier caso, las ventajas fiscales de los planes de pensiones tienen su contraprestación en el momento del rescate, cuando pagarás más impuestos que con otros productos como fondos de inversión, por ejemplo.

Así que antes de contratar un plan de pensiones ‘a ciegas’ revisa otras opciones como los fondos de inversión, PIAS, los fondos indexados, la inversión directa en bolsa o los ETF, por ejemplo.

En Antonio del Barco – Asesoría Financiera contamos con todo este abanico de opciones por lo que, a diferencia de otras entidades, no te venderemos un producto sino que te aconsejaremos sobre cuál es el que por edad, perfil, necesidad,…mejor se adapta a ti.

3. Empezar demasiado tarde.

A la hora de planificar la jubilación, cuanto antes, mejor. El tiempo es el mejor aliado del pequeño y mediano ahorrador/inversor, ya que ayuda a reducir el riesgo de las inversiones y a aprovechar mejor el interés compuesto (efecto bola de nieve)

Y no hace falta empezar con mucho dinero, sólo hace falta empezar (de hecho el cliente habitual es el ahorrador de 50€ mensuales). Que hay que tener mucho dinero para invertir no es más que un mito. Hoy en día hay instrumentos de ahorro adaptados para personas que tengan o cuenten con una capacidad de ahorrar limitada pero que entiendan ese ahorro como una inversión de futuro y no como un gasto.

4. Ser demasiado conservador.

La jubilación es un objetivo a largo plazo y a largo plazo el foco de las inversiones debería ser la rentabilidad. Sin embargo, más de la mitad de los ahorradores españoles se definen a sí mismos como cautos y eso afecta directamente a la rentabilidad que podemos obtener.

Si eres muy conservador obtendrás una rentabilidad limitada y necesitarás aportar mucho más vía a ahorro para conseguir tus objetivos.

Hay que reseñar que este perfil ahorrador debería ser más arriesgado mientras más jóvenes seamos e ir adaptando nuestro ahorro a más conservador a medida que nos vamos acercando a la citada jubilación, para así ir consolidando nuestro capital conformado durante toda la vida.

Como ya hacen muchos (cosa que me alegra porque nuestra mentalidad está cambiando) si quieres informarte sobre cómo se encuentra el tema de las pensiones actualmente, saber qué es lo que puede pasar en unos años y cómo nos puede afectar o quieres saber qué podemos hacer para estar cubiertos y no depender del Estado en nuestro futuro en Antonio del Barco – Asesoría Financiera te esperamos para ayudarte en todo lo necesario.

No podemos decidir por ti pero si podemos acompañarte a tomar la mejor decisión

TRANSPARENCIA, TRANQUILIDAD Y SEGURIDAD PARA PARTICULARES Y EMPRESAS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s